Las mejores folladas gay del porno

Hay que tener mucho arte para chupar la polla de un chico cuando eres gay… En estas folladas de maricones se demuestran las habilidades de los jovencitos gays. Antes de hacer sexo oral lo suyo es hacer una buena mamada con paja incluida para que así se humedezca la parte superior del pene, ayudado por tu saliva que saldrá a borbotones en cuanto tengas delante una gran verga. Frotar tu polla con la de otro hombre es una sensación indescriptible y notas cómo en cuestión de segundos va saliendo solo el líquido preseminal que luego servirá de lubricante natural.

Como precalentamiento es imprecindible jugar mucho con tu chico y no conviene tener mucha prisa. Aunque en los videos gay xxx muchos de los chicos van directamente al lío, tenéis que saber que se disfruta mucho más acariciándote mutuamente con tu pareja, pero no solo la polla, también los huevos, los pezones, las nalgas, la espalda, el ano y un largo etcétera. Todas y cada una de las partes del cuerpo masculino están hechas para proporcionar placer y tan solo es cuestión de tocar la tecla adecuada para que el dispositivo sexual se ponga en marcha y tengas un superorgasmo.

Si tenéis poca experiencia y nunca os han penetrado analmente, lo primero de todo es estar seguro de que queréis ser los pasivos y ser penetrados, ser follado por el culo por primera vez y que te duela no es lo más recomendado y de nuevo es fundamental una buena dilatación y si es posible antes de empezar darte una ducha con tu pareja.

También se pueden usar lubricantes naturales a base de agua, siempre serán mejor que los artificiales, aunque os aseguro que si os masajean bien el ano y os lo comen a conciencia, se abrirá solo como una flor en primavera. También se aconseja usar condón al menos durante las primeras veces por higiene siempre y cuando estéis seguros de que vuestra pareja está sana, ya habrá tiempo de quitarse el preservativo y sentir hasta el último centímetro de esa polla que tan calientes os pone.

Esto es como todo y el esfinter necesita un entrenamiento. Recuerdo la primera vez que follé con un tío negro y cuando vi el pollón que tenía pensé; ni la punta entrará por mi culo porque lo tengo muy pero que muy cerrado… De eso hace ya bastante tiempo, pero os aseguro que me puedo sentar en una verga de gorda y larga como un brazo y lo único que siento es un placer inmenso que recorre todo mi cuerpo, pero en ningún caso me duele.

Tengo dudas si realmente prefiero que se corran dentro de mi culo y me chorree todo el semen, o por el contrario que un tío eyacule en mi boca y me lo trague después de haber hecho gárgaras. A algunos os puede parecer algo asqueroso pero seguro que no lo habéis probado, os invito a que seáis un poco cerdos por un día y luego compartáis vuestra experiencia…